¡Comparte este documental con tus amigos!

Es el año 1918: ha terminado la Primera Guerra Mundial. Mientras el mundo busca restaurar el orden, la miseria y la inseguridad impulsan el ascenso del totalitarismo. ¿Hay esperanza de paz?

Después del final de la Primera Guerra Mundial, los imperios se derrumban y se fortalece el totalitarismo; son malos presagios que anuncian una nueva guerra devastadora. Este reportaje en dos capítulos analiza las consecuencias de la Primera Guerra Mundial. Entre 1914 y 1918, parece que el mundo lucha por su propia extinción. Es una guerra apocalíptica cuyas víctimas civiles y militares, mutilados, asesinados, hambrientos o enfermos, suman más de 50 millones. Los sobrevivientes se encuentran en un mundo de miseria, están traumatizados y luchan por sobrevivir. Los aliados victoriosos forjan tratados de paz (en 1919 en Versalles, en 1920 en Trianón), con los que prometen restaurar el antiguo equilibrio. Sin embargo, las naciones vencidas se sienten humilladas y los resentimientos y las viejas enemistades entre naciones son cada vez más profundos. El Imperio Austrohúngaro pierde dos tercios de su territorio, el milenario Imperio Otomano se derrumba. Francia y Gran Bretaña se reparten Oriente Medio. El Imperio Alemán pierde territorios y es obligado a pagar elevadas reparaciones. El imperio zarista ruso se hunde en una guerra civil y surge la Unión Soviética. La «paz» que querían instaurar las potencias victoriosas genera hambrunas, revoluciones, contrarrevoluciones, guerras civiles y nacionalismo. Precisamente cuando en algunas naciones resurgen la esperanza y el optimismo, el ascenso del totalitarismo proyecta su sombra y avanza desde Italia y Alemania. Bajo la superficie acecha el horror: se perfila una nueva guerra con un poder destructivo mucho mayor.

Category Tag

¿Que tal te ha parecido el documental? ¡Déjanos un comentario!

Tu email no será publicado.